jueves, mayo 9, 2024
Políticos

“Yo no le creo a las encuestas”: Piedad Córdoba

Eliminar el IVA y decretar elevados impuestos a las grandes empresas, los bancos y los bienes de lujo como yates y carros de alta gama, son algunos de los ejes de su propuesta. Así recorre el país esta mujer.

“Yo no les creo a las encuestas. Por mí que ni me saquen en ellas”. Las palabras son de Piedad Córdoba, la excongresista antioqueña que hace un año, en la tumba de Fidel Castro, destapó su deseo de convertirse en la primera mujer en la Presidencia de Colombia. Quijotada o no, es una de las tres mujeres que podría tener lugar en el tarjetón de la primera vuelta (Marta Lucía Ramírez y Viviane Morales también aspiran). A ella el pasaporte se lo dieron las 836.000 firmas que la Registraduría le avaló, entre 1’300.000 que recogió en cuestión de cinco meses. Entre los ocho candidatos por firmas, Piedad quedó de cuarta en recolección de apoyos, detrás de Germán Vargas Lleras, Alejandro Ordóñez y Carlos Caicedo. De mitad de tabla para arriba.

Sin embargo, desde hace meses viene disputando el farolito que supone el último lugar de las encuestas, que en términos futbolísticos sería la tabla de posiciones de la campaña por la Presidencia, que tendrá sus verdaderas semifinales y finales en las urnas, donde se conocerá al campeón de 2018. El que llegará a la Casa de Nariño. Como esos condenados a ser coleros, a Piedad pocos le dan chance de salir campeona.

En la más reciente medición de la firma Invamer para la revista SEMANA, por ejemplo, comparte el sótano de la tabla con Rodrigo Londoño Echeverry, Timochenko, el candidato de la Farc, en algunos escenarios. En otros lo supera por decimales, incluso supera a Viviane Morales. También carga con el lastre de una imagen desfavorable alta, 66,5 por ciento, y una favorabilidad de solo el 15,1 por ciento. Guarismos nada alentadores para una candidatura presidencial. Pero que si se miran con ojos de optimismo, cualquier punto a favor será ganancia.

“Esa es la estrategia del poder, sacarnos de las encuestas”, dice Piedad. “Yo voy hasta el final, porque la primera encuesta ya la hice en la calle y ahí están las casi 900.000 firmas que me avalaron. La segunda encuesta será el 27 de mayo. Iré hasta el final”, agrega.

La candidata del movimiento Poder Ciudadano presentó este martes parte de sus propuestas económicas. Dice que no es experta en la materia, pero se confiesa aficionada a la economía. Lo que sí dejó en claro es que de llegar a la Casa de Nariño pondría en jaque al sector financiero, que según ella es el que de verdad ha venido gobernando y definiendo el rumbo del país. También acabaría con el IVA e impondría más tributos a los más pudientes que a los más “arrancados”, según sus palabras.

Si Colombia es uno de los países más desiguales de América Latina, y según el Dane (cifras del 2017) el 28 por ciento de la población (casi 13’500.000 de personas) vive en la pobreza, las propuestas de Piedad Córdoba podrían ser música para los oídos de los que “sobreviven” con menos de 240.000 pesos al mes.

“Como presidenta de Colombia eliminaré el IVA”, ha repetido por todo el país. Los 15.000 millones de dólares que el Estado dejaría de recaudar se compensarán con la aplicación de nuevos tributos, pero a las grandes fortunas, los grandes empresas, el sector financiero y las transnacionales.

Por ejemplo, ha reafirmado su idea de decretar un impuesto específico al consumo del 35 por ciento para bienes y servicios de lujo, “yates, aeronaves, carros de alta gama, joyas…”, con lo que se recaudarían 7.000 millones de dólares al año, y afectaría solo a un 0,5 por ciento de la población, precisamente quienes ostentan mayores ingresos.

Piedad también establecería un tributo del 2 por ciento sobre la facturación de las 1.000 empresas con mayores ventas del país. Esas que facturan al año 231.000 millones de dólares, y que supondrían recursos para el Estado por 5.000 millones de dólares al año.

Finalmente, la precandidata presidencial propuso la eliminación progresiva de exenciones fiscales a compañías mineras, sector bancario, actividades financieras y rentas y patrimonios elevados, con el fin de lograr otros 3.000 millones de dólares al año. “No más capitales golondrinas que salen del país”, dice Piedad.

Su propuesta no termina ahí. Piedad Córdoba también desafía al sector financiero. Los bancos, asegura, obtienen al año 1.600 millones de dólares (4,6 billones de pesos) solo por el cobro de comisiones, un beneficio “injustificado” puesto que no responde a ninguna actividad de tipo productivo y “recae única y exclusivamente sobre el bolsillo de los colombianos y colombianas”.

“No puede ser que los bancos cobren comisiones hasta por consultar el saldo, se llegan a cobrar hasta 100.000 pesos por una operación bancaria. No pretendo dejar sin utilidades a los bancos, lo que busco es evitar las ganancias improductivas y ociosas a costa del bolsillo de los colombianos. Mi principal objetivo como presidenta será reactivar la economía nacional. Para lograrlo, lo primero es activar la economía de los trabajadores y sus familias (…) Los bancos nos creen pendejos, hoy lo mejor es meter la plata debajo del colchón”, asegura Piedad.