jueves, mayo 9, 2024
Políticos

Valencia mejora ingresos en 2018 con más inspección y revisión de tributos

El Ayuntamiento de Valencia aumentará los ingresos en 2018 sin incrementar la presión fiscal, ha destacado hoy el alcalde de Valencia, Joan Ribó, en la presentación del proyecto de presupuesto municipal para 2018, que asciende a 811 millones de euros, el más alto de su historia. “Se trata de que paguen todos para que al final paguemos menos”, ha añadido el concejal de Hacienda, Ramón Vilar.

El Gobierno de La Nau, que integran Compromís, el PSPV y València en Comú, responde así a las críticas de la oposición, que le acusan de una subida de impuestos encubierta. “Con estas cuentas, desmontamos el mantra de que cuando gobierna la izquierda se hincha a los ciudadanos a impuestos”, ha apostillado Vilar.

Según Ribó, el aumento de ingresos municipales sin aumento de impuestos se ha llevado a cabo gracias a una mejora de la gestión y la inspección en la recaudación de impuestos. El recibo del IBI se mantiene para todos los inmuebles, mientras se han revisado la recaudación del Impuesto de Actividades Económicas, que no se revisaba desde 2004, y el Impuesto de Construcción (ICIO), que no se había revisado nunca, ha apostillado el edil delegado de Hacienda.  “No vamos a tolerar el fraude fiscal”, han subrayado.

También se ha mejorado la gestión de la recaudación de multas de tráfico gracias al convenio firmado con la Generalitat Valenciana. “El Consistorio, gracias a ese convenio, puede cobrar las sanciones de vecinos que no residen en Valencia sino en cualquier otro punto de la Comunidad Valenciana”, ha especificado  el alcalde.

Hacienda negocia ahora con la Generalitat la rúbrica de un segundo convenio para los morosos en el pago del IBI. “En estos momentos no podemos embargar la cuenta bancaria de quien no paga el impuesto si tiene la cuenta fuera de Valencia; con este nuevo convenio, podremos hacerlo de forma parecida a las multas de tráfico”, ha explicado Vilar.

En general, el Consistorio aumenta sus ingresos el año próximo en 24,6 millones de euros -un 3,1% más que el anterior-. El grueso de las cuentas, más del 76%, se dedican a bienestar social y a servicios a los ciudadanos. Crece en dos millones de euros el presupuesto para limpieza y para el transporte urbano, donde está previsto que se renueven los autobuses más antiguos de la flota.

Solidaridad con Madrid

El alcalde de Valencia Joan Ribó ha mostrado su solidaridad con el Ayuntamiento de Madrid después de que el Ministerio de Hacienda haya intervenido sus cuentas municipales porque su gasto no se ajusta a la ley de Estabilidad. “Es impresentable”, ha dicho el regidor tras mostrar su incredulidad por la acción del ministro Cristóbal Montoro. Ribó ha anunciado la presentación en el pleno municipal de Valencia de una moción de apoyo al equipo de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, al considerarlo un ataque a la autonomía municipal.

“No entendemos cómo un ministro que ha subido el déficit del Estado español a niveles del 100% se dedique a intervenir un ayuntamiento” como el de Madrid, que “ha bajado en aproximadamente 1.000 millones” de euros el déficit mientras “la comunidad autónoma de Madrid (PP) lo ha subido en el mismo periodo en más de 2.000 millones” de euros, ha subrayado Ribó.

El capítulo 1, referido al gasto en el personal municipal, crecerá en 2018 en 20 millones de euros; pasa de 250 a 270 millones de euros. Una gran parte cubrirá la mejora de plantillas -en 2018 está prevista la convocatoria de oposiciones a policía y bomberos-, después de años caídas, y de la carrera profesional de los funcionarios.

Inversiones

El grueso de inversiones para 2018 -son 70,6 millones de euros en total- se marchan para la remodelación de jardines de la ciudad y la promoción de huertos urbanos, también para rehabilitar la muralla islámica y tres edificios con historia de la capital -la Casa dels Bous y el Escorxador, en el Cabanyal, y la Casa del Relojero- y el resto va a parar a rehabilitación de viviendas municipales, al aparcamiento de Brujas y a remozar el mercado del Grau, entre otros.

Otros proyectos que morderán parte de la inversión prevista para 2018 -aunque son plurianuales y requerirán de varios años para terminarse- serán la urbanización de la parcela del Colegio 103, la remodelación de la plaza de la Reina -que debe comenzar en la primavera de 2018-, la construcción de tres campos de fútbol -Malilla, San Isidro y Olivereta- y el acondicionamiento de las cuatro naves de Ribes en el Parque Central, destinadas deportes, cultura, bienestar social y educación.

ELPAIS