viernes, febrero 2, 2024
ColombiaNoticiasPolíticos

Senador Álex Flórez dice que borracho dijo asesinos a policías, porque estaba afectado psicológicamente por masacre de Chochó

El representante a la Cámara Álex Flórez fue uno de los congresistas novatos que se hizo famoso. Pero no fue por su rigurosidad o trabajo, fue porque en septiembre del año pasado, en evidente estado de embriaguez trató ingresar a un prestigioso hotel de Cartagena acompañado de una trabajadora sexual, a quien no le permitieron el ingreso.

En medio de los tragos y visiblemente exaltado porque en su condición de congresista no le dejaban hacer lo que se quería, Flórez no solo arremetió contra el personal del hotel, también lo hizo contra los policías que lo custodiaban y, en varias ocasiones, les gritó: “asesinos”.

Su comportamiento y la falta de respeto a la autoridad generó la apertura inmediata de investigación contra el Representante a la Cámara quien para ese momento había asumido como propia la tragedia que significó el asesinato de tres jóvenes a manos de policías en el corregimiento de El Chochó, en Sincelejo, Sucre.

Flórez había planteado la posibilidad de hacer un debate de control político por el homicidio de los tres jóvenes, pero finalmente lo que hizo fue redirles un homenaje al lado de sus familias.

Pues ese tema ahora se convirtió en la estrategia de defensa de Flórez ante la Procuraduría General de la Nación. En pocas palabras el representante ahora argumenta que insultó, maltrató y hasta trató de asesinos a los policías en Cartagena, porque estaba afectado sicológicamente por la masacre de los tres jóvenes.

Y así lo está haciendo su defensa que presentó ante el ente de control tres testimonios, incluyendo a un psicólogo clínico llamado Jorge Mario Rubio, un psiquiatra de nombre Santiago Alberto Duque y un miembro de su UTL llamado Iván Galeano.

Pero el testimonio que más llamó la atención es el de Jessica Paola Sierra, hermana de uno de los tres jóvenes que fueron asesinados en Chochó. Los primeros para avalar la tesis de que estaba afectado emocionalmente. La familiar de uno de los asesinados, para argumentar que efectivamente ella lo había notado así.

Lo que ocurrió en Cartagena

El congresista habría reaccionado de manera muy agresiva cuando al llegar al lugar, acompañado por una mujer, hacia las 4:00 a.m., los empleados le solicitaron registrarla. Flórez, en aparente estado de embriaguez, se negó a hacerlo e inició una serie de reclamos. Un escolta de la Unidad Nacional de Protección (UNP) intentó mediar en la situación. Pero la situación se habría salido de control al punto de que tuvieron que llamar a la Policía para que interviniera.

Cuando los uniformados llegaron al hotel y trataron de controlar al senador, Flórez se puso aún más molesto. Según las fuentes, intentó pegarles a los uniformados y los trató de “asesinos y cobardes”. En el sitio, la gente, que llegaba de rumbear, quedó sorprendida y grabó el episodio.

Mientras tanto, al cabo de unos segundos, su escolta logra inmovilizarlo detrás de la puerta principal del Hotel Caribe, pero se suelta de nuevo. A Flórez se le ve todo el tiempo con el teléfono celular, como si estuviera grabando.

En otro video, el congresista se ve de nuevo insultando a los uniformados y los acusa de “violar los derechos de los colombianos”.

Uno de los policías le dice: “Porque el señor es senador, ¿uno tiene que dejarse irrespetar?”.

El escolta de la UNP, de camiseta azul, sigue intentando controlar a Flórez, pero resulta una tarea imposible. El senador vuelve a la carga contra los policías: “No seas tan sapo, cabrón, quédate callado”, le dice a un uniformado.

A los policías los trata de “irrespetuosos”. Aunque su estado es vergonzoso, les dice a los uniformados que producen “pena”. “Son unos ladrones y atracadores”, les grita el congresista.

Hasta ahora no se conoce un pronunciamiento formal del senador del Pacto Histórico.

Flórez fue concejal de Medellín y, en algunas oportunidades, ha estado envuelto en polémicas. Ha trascendido que su exesposa, Johanna Peláez, lo denunció por violencia intrafamiliar.

En la pasada campaña presidencial, Flórez estuvo en el ojo del huracán porque le dio un codazo a la entonces candidata y hoy senadora Susana Boreal para poder estar junto a Gustavo Petro en un acto público.

Flórez fue concejal de Medellín y, en algunas oportunidades, ha estado envuelto en polémicas. Ha trascendido que su exesposa, Johanna Peláez, lo denunció por violencia intrafamiliar.

En la pasada campaña presidencial, Flórez estuvo en el ojo del huracán porque le dio un ‘codazo’ a la entonces candidata y hoy senadora Susana Boreal para poder estar junto a Gustavo Petro, en un acto público.