viernes, abril 12, 2024
ColombiaInternacionalNoticiasPolíticos

Petro evita el discurso contra la España “del yugo” y apuesta por luchar juntos frente al cambio climático

Gustavo Petro, presidente de la República de Colombia desde el pasado mes de agosto, el último de los mandatarios latinoamericanos afín al bloque de la izquierda radical de corte bolivariano, el hombre que propugna la movilización continua de la calle para cambiar la situación social del país con una propuesta fundamentalmente estatista e interventora y, también, el dignatario que alienta en sus discursos públicos y en su mensajes en redes sociales la leyenda negra en contra de España, que dibuja el descubrimiento de América como la “conquista” de un “régimen esclavista” y el posterior proceso de independencia como una liberación del “yugo español”, ha dejado de lado el tono agresivo en su intervención ante las Cámaras españolas reunidas en sesión conjunta en el Congreso.

Petro, justo bajo las estatuas de los Reyes Católicos que presiden el Hemiciclo, ha hablado de “caminar para construir justicias” y ha asegurado que “no se puede desligar lo racional del pensamiento político del sentimiento”.

El presidente de Colombia ha dibujado una España que, ha dicho, conoció a través de los libros y que presentaba a españoles que “levantaban banderas libertarias”. Esto forjó, ha afirmado, el inicio de su “lucha”. “Soy el único presidente de esa generación”, por eso ha dado por hecho que en él se “centran los ataques de quienes no quieren los cambios” pero “también suscita la esperanza de quienes quieren otro futuro”.

Petro ha afirmado que “no hay un pensamiento único” y que una de las “riquezas de la humanidad” es precisamente “la diversidad”.

“Hoy tenemos una misión: salvar la humanidad”, ha recalcado. “El mundo que vivimos está en peligro. Ustedes van a dirigir Europa y nosotros nos vamos a encontrar con ustedes en la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños). En esa reunión se nos reclama defender unas bases diferentes”. En este sentido, ha abordado el problema del cambio climático que debe afrontarse, ha remachado, “desde la ciencia” para intentar sortear “los tiempos de la extinción”.

Ha hablado de un tiempo “de crisis profunda, de cambio de ideas, de culturas, de modos de producir”. Y ha insistido: “Hoy estamos en tiempo de extinguirnos o cambiar”. “Es una orden que la ciencia nos da”, ha afirmado señalando que “la crisis climática es eso”.

Petro ha apostado por “coordinarnos” y “encontrar puntos y políticas públicas que permitan que la vida siga existiendo en el planeta”. “El encuentro entre ustedes y nosotros tiene que irradiar políticas concretas para encontrarnos”, ha insistido apostando por las energías limpias “del agua, del viento y del sol”.

A continuación, ha defendido un “fluir democrático”, una “democracia multicolor” que encabece la lucha política de la Humanidad. “Los tiempos de las guerras, del hambre, de la enfermedad, crisis económica están ligados y tienen que ver con lo mismo, con la crisis climática. Son los tiempos del inicio de la extinción”.

“Lo que nos demandan los actuales tiempos es una política que tiene que ver con la vida y con el cambio. No es posible ser potencia mundial de la vida, una España dirigiendo Europa con nosotros ayudando como hermanos”.

Los diputados de Vox han asistido a la primera parte de la sesión durante la cual la presidenta del Congreso ha tomado la palabra para dar la bienvenida al presidente colombiano pero, a continuación, han abandonado el Hemiciclo justo antes de que Petro iniciara su discurso.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha destacado la importancia que tiene Colombia para España por todos los años de “historia común y enriquecimiento mutuo”. “Colombia es sentida por los españoles como un país hermano”, ha dicho la tercera autoridad del Estado apuntando ante todo que “nos une la lengua” y ha añadido que la nueva etapa que afronta Colombia es la de impulsar la “gramática de la democracia” con un “refuerzo de las instituciones” y la “justicia social” dando “una oportunidad histórica a la paz” dejando definitivamente atrás un “pasado de violencia”.

Batet ha asegurado que España siempre estará comprometida en la consolidación del acuerdo de paz de 2016. Y ha apostado por el diálogo y el acuerdo colectivo, consensos y valores compartidos. “España y Colombia tenemos valores comunes y en un mundo en transformación fortalecer nuestras alianzas es crucial”, ha asegurado.