viernes, mayo 10, 2024
Políticos

May se queda y Merkel encuentra a su sucesora

Ha sido una semana agitada para los líderes europeos.

Theresa May se queda, el voto de confianza al que fue sometida el miércoles en el parlamento británico, por los propios miembros de su partido, puso en jaque su liderazgo, y por supuesto su acuerdo alrededor del Brexit. Pero resultó victoriosa en el conocido Comité 1922.

La Primera Ministra tuvo uno de los pulsos más complejos desde su llegada al poder en 2016, su ambición desde el inicio siempre fue la de modernizar el Partido Conservador, para mantener sus mayorías en el parlamento y liderazgo, pero el paso del tiempo, sus enemigos políticos, y sobre todo el arduo desafío que implica sacar adelante el Brexit, la han puesto en una difícil situación que la llevó contra las cuerdas esta semana.

A pesar de adelantar en 2017 las elecciones generales, esto sólo significó un retroceso para su partido en el Westminster, para luego realizar un difícil acuerdo con la Unión Europea para salida de los británicos de ese organismo.

Criticada, con un acuerdo que no parece satisfacer a nadie, pero convencida de la ruta que tomó, y luego de importantes dimisiones en su gabinete, May logró la aprobación en el parlamento europeo de su Brexit, aunque al intentar votarlo en el propio parlamento británico, y ante el predecible escenario de una derrota, tuvo que posponer esa votación.

May se salva por ahora de un nuevo voto de confianza que amenace su gobierno, al menos por 12 meses, pero a cambio ha prometido no presentarse a la reelección en 2022.

Mientras tanto la consideraba por importantes diarios, por varios años como la “mujer más poderosa del mundo”, la Canciller Alemana Ángela Merkel, abrió el espacio para que esta semana su partido Unión Demócrata Cristiana eligiera una nueva líder que en 2021 probablemente sucedería en el poder a Merkel.

Se trata de Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK), es abogada y politóloga, ha sido parlamentaria federal y regional, y fue la primera mujer en gobernar el estado federal del Sarre.

Se le considera una moderada al interior del partido, pero sobre todo una mujer de consensos, y su principal reto será la unidad de su partido para garantizar una victoria que la lleve a ser la sucesora de Merkel.

El reto no es menor, Merkel lidera Alemania desde 2005, y sus ciudadanos han esperado un verdadero cambio en medio de un mar de amores y odios a la actual Canciller, algo que AKK tendrá que demostrar en el tiempo que le resta a Merkel en el poder.

Merkel pasará a la historia como una de las mujeres más poderosas del mundo, y por mucho tiempo la líder natural de Europa. La Canciller enfrentó la crisis económica del continente, lidió con Bush, fue gran amiga de Obama, y ha sido crítica de Trump, además de la llegada masiva de inmigrantes, Merkel terminará su mandato viendo el florecimiento de nuevos partidos extremistas, incluso en su propio país.

Fuente