jueves, mayo 9, 2024
Políticos

La Reforma Política a punto de perder su esencia

La Reforma Política que se tramita en el Congreso, era de las pocas iniciativas que tenían vida aún, de hecho la tiene, pues pasará a conciliación de Cámara y Senado, y le falta una segunda vuelta de debates, pero con el articulado hasta ahora aprobado en Cámara, los cambios más llamativos de la reforma se hunden.

Por un lado, se pierde la posibilidad de la paridad, 50% de hombres y 50% de mujeres en las listas a las corporaciones que empezaría precisamente en las elecciones desde 2019. Luego de un acalorado debate en la plenaria de Cámara ayer en la noche, se decidió tumbar esa propuesta.

Junto a la propuesta, también se da fin a la idea de que las listas fueran cerradas desde 2019 o desde 2022, el debate dividió a los diferentes sectores, la oposición se opuso a la idea de las listas cerradas, mientras varios congresistas de grandes partidos se opusieron a la idea de la paridad.

Sobre la paridad tiene su base en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y la Plataforma de Acción de Beijing, de las que Colombia hace parte. En ellas se pedía un 50/50 de hombres y mujeres en cargos de elección popular para 2030. Pero la idea de que Colombia llegue a ese punto quedó estancada ayer.

En el dato más reciente de ONU MUJERES, hasta 2017 (es decir, antes de las elecciones parlamentarias de 2018), Colombia ocupa el puesto 106, con 21% de mujeres en el Congreso, el país ya venía en descenso a nivel mundial al mantener ese porcentaje, para 2018 con las nuevas elecciones ese porcentaje queda en 21,7%, es decir, el país sigue igual en la representación femenina en el legislativo.

Aún queda la conciliación, pero ante una negativa mayoritaria en Cámara, quedarían pocas esperanzas para que el país finalmente logre un nuevo hito, luego de permitir el voto femenino en los años 50s.

Por su parte, los congresistas a favor de la lista cerrada afirmaban que daba un duro golpe a las micro-empresas electorales y competencia interna de las listas de los partidos, que provocaban la corrupción de recursos manejados candidato por candidato. Sus opositores, se niegan, pues afirman que significaría la concentración del poder sobre la conformación de las listas a los actuales líderes de los partidos.

Además, al sumar la negativa de reformar el Consejo Nacional Electoral para despolitizarlo, todos los elementos esenciales y llamativos de la reforma terminan colapsados.

¿Cuándo verá el país una Reforma Política innovadora que logre imponerse ante los intereses de los actuales congresistas?.

Fuente