jueves, mayo 9, 2024
Políticos

¿La Corte Constitucional pondrá nuevos límites al aborto?

El aborto vuelve a ser un tema central. En los próximos días la Corte Constitucional tomará una decisión sobre si poner o no al aborto despenalizado hace 12 años, una nueva limitante: No se podría practicar a partir de la semana 24 de gestación.

Precisamente la sentencia de la misma Corte despenalizaba esa práctica en tres circunstancias: Por malformación del feto que no haga viable su vida, cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la madre o su salud, o cuando el embarazo se produjo por una violación.

Ahora, luego de una tutela puesta por una mujer de 33 años que buscaba interrumpir su embarazo luego de enterarse de que el feto tenía malformaciones y pondría en grave riesgo su vida, y de que tuviera todo tipo de trabas administrativas para practicarlo, la Corte seleccionó para su revisión el fallo (aunque el aborto fue practicado en enero).

La magistrada Cristina Pardo es quien elaboró la ponencia, (la misma magistrada cuya ponencia detuvo los efectos de las consultas populares sobre la exploración y exploración de hidrocarburos), y buscaría además ordenar al Ministerio de Salud crear un protocolo de actuar médico para estos casos.

La magistrada fue recusada, pues cuando era Secretaria de Presidencia, presentó una objeción de consciencia para no dar concepto sobre la normatividad que hablaba de este tema. Lo que para grupos ciudadanos es una clara muestra de su postura anterior al estudio de la sentencia, y que este tema ya había sido objeto de juicio en su labor profesional.

De hecho, en un salvamento de voto anterior, la magistrada había manifestado que consideraba que la vida humana iniciaba con la fecundación, y lo que explica su postura para impedir nuevos fallos de tutela como el mencionado.

El debate

Es de notar que en Colombia solo el 8% de las mujeres se práctica el aborto en las últimas semanas de gestación, lo que las convierte en una minoría de los abortos legalmente realizados. El Comité de Derechos Humanos de la ONU, reveló cifras de una ONG que hablan de más de 400 mil abortos clandestinos al año. Y el país no ha elaborado con el DANE una cifra oficial de los mismos, se sabe que para 2017 Profamilia practicó más de 10 mil de forma legal, y sólo se tienen investigaciones de universidades para determinar el impacto de los abortos no legales.

Las trabas para realizar un aborto legal son múltiples, por un lado, faltan efectivamente procedimientos estándar del Ministerio de Salud, con un protocolo que pueda prever la objeción de consciencia de un médico (algo que ya fue tutelado en el pasado), o la forma como se autoriza uno en caso de un aborto.

En otros casos se solicitan sentencias para determinar que la persona realmente fue violada, o se dilata el procedimiento a la espera de autorizaciones y médicos dispuestos a realizar la práctica, lo que lleva el embarazo a semanas más avanzadas de gestación.

Los críticos de la ponencia afirman que en lugar de poner más limites, se debería procurar en los casos ya establecidos por la Corte, dar celeridad dentro de los entes de salud para realizar dichos abortos de forma segura, y temprana.

Como lo había indicado el entonces director Científico de Profamilia Juan Carlos Vargas a El Colombiano: “Muchas mujeres llegan y quedan desorientadas porque no se cumple con la normativa de brindar información clara y aún sigue manteniéndose que el aborto como algo tabú cosa que lleva al desconocimiento y malas prácticas”

Aún no se sabe si la ponencia será acogida, pero lo cierto es que hasta ahora deja muchas preguntas: ¿Cómo combatir el gran número de abortos no legales que siguen ocurriendo en el país?, ¿Cómo se ha dado a conocer las causales de aborto legal y la forma de proceder cuando ocurren?, y ¿Limitar las semanas de gestación es proteger una vida o poner más trabas a una práctica que sigue ocurriendo en su mayoría en la clandestinidad?

Fuente