ColombiaPolíticos

Jaime Granados habla sobre imputación a Diego Cadena

A través de un comunicado, el abogado del expresidente y senador Álvaro Uribe, Jaime Granados, se refirió a varios puntos que se han mencionado en la audiencia contra el abogado Diego Cadena y su socio, Juan José Salazar por, supuestamente, sobornar testigos y por fraude procesal.

En primer lugar, reiteró que el expresidente no avaló ni conoció los hechos que la Fiscalía le reprocha al abogado Diego Cadena y por eso, dice, “genera preocupación que la Fiscalía y el Ministerio Público hayan presentado, ante un juez de la República, hechos no sucedidos, omitiendo y tergiversando otros que sí ocurrieron”.

“Resulta inexplicable que, siendo un hecho de público conocimiento, la Fiscalía y el Ministerio Público hayan omitido señalar que para el 15 de agosto de 2017, momento en que se aportó la primera carta suscrita por Carlos Enrique Vélez, de fecha 18 de julio de 2017, dicho testigo ya había dado, 8 meses atrás, la misma versión en diligencia de declaración bajo la gravedad del juramento que rindió, precisamente, ante el despacho del magistrado José Luis Barceló”, aseveró.

“Si bien respetamos la autonomía de la Fiscalía, consideramos sumamente delicado que se esté sosteniendo que la carta del 18 de julio de 2017 corresponde a una versión “montada” por el abogado Cadena, cuando el mismo testigo, verbalmente, con sus propias palabras y bajo la gravedad del juramento, había dicho exactamente lo mismo desde diciembre de 2016, acto en el que ninguna injerencia tuvo el abogado Diego Cadena, pues el propio Carlos Enrique Vélez ha dicho que lo vino a conocer solo hasta el día 18 de julio de 2017”, dice el comunicado.

Lea también: En medio de la pandemia los congresistas recibirán más dinero

Además, dijo que él ni el abogado Cadena entregaron la carta firmada por Vélez en julio del 2018 al proceso que le llevaba la Corte Suprema de Justicia al senador Iván Cepeda por supuesta manipulación de testigos y que fue archivada.

“La representante del Ministerio Público, quien evidentemente no conoce el caso a fondo, manifestó, faltando a la verdad, que el suscrito había remitido a la Corte Suprema una carta firmada por Carlos Enrique Vélez del 3 de julio de 2018, dando a entender que con dicho acto se había materializado la inducción a error. Por respeto a la verdad, debo aclarar que dicha carta, como fácilmente puede verificarse en el mencionado expediente 38.451, no fue presentada ni por el suscrito ni por el abogado Diego Cadena, sino que fue remitida directamente por el señor Carlos Enrique Vélez como él mismo lo ha reconocido”, puntualizó.

Publicidad

“La única carta firmada por Monsalve que existió es aquella presentada, el 2 de abril de 2018, ante la Corte, documento que no fue allegado a dicha Corporación ni por el suscrito ni por el abogado Cadena, lo cual hizo el propio Monsalve por conducto de su esposa, al frustrarse el entrampamiento que le venían tendiendo al propio Cadena”, dice el comunicado.

Sobre Vélez, dice el abogado, las cartas que suscribió el 18 de julio de 2017 y del 19 de febrero de 2018, sí fueron aportadas, respectivamente los días 15 de agosto de 2017 y 23 de febrero de 2018, por él a la Corte Suprema, “pero jamás en el marco del proceso 52.240 (paramilitarismo) como equivocadamente lo señalaron la Fiscalía y el Ministerio Público, pues para esas fechas dicho proceso o no existía o aún no era de mi conocimiento”.

Añade, “contrario a lo dicho en la audiencia, las mencionadas cartas se radicaron dentro del proceso 38.451 que dicha Corporación adelantaba en contra de Iván Cepeda Castro y no en proceso seguido contra el expresidente Uribe”.

En la imputación de cargos contra Cadena y Salazar, la Fiscalía dijo que la carta de Vélez se había allegado al proceso por supuesta manipulación de testigos contra Cepeda -ya archivado- y la carta de Monsalve en el proceso que lleva la Corte Suprema contra el expresidente Uribe por paramilitarismo.