jueves, julio 18, 2024
Políticos

Isent, A prueba otro podrido dentro del escándalo por Ley del Vigilante

Dentro del complejo entramado que hay acerca de las pruebas psicofísicas de los vigilantes en el país, se ha venido destapando una serie de irregularidades que implican a algunas de las empresas que evalúan y certifican dichas capacidades. Isent Aprueba es una empresa perteneciente al señor Eduardo Ortiz Orjuela y a su hija, Sandra Ortiz Villamizar y a las que se le habilitaron 53 sedes en todo el país, entre esas 40 franquicias. Dicha compañía, una de las más grandes y poderosas del país en el negocio de evaluaciones y certificaciones para vigilantes y personas que trabajan en el área de seguridad, fue cerrada hace un tiempo por el Ministerio de Defensa debido a que según este no cumplía con las normas establecidas para tal fin.

El Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (ONAC) es un ente privado delegado por el Ministerio de Industria y Comercio para vigilar, que regula y acredita como organismos certificadores de personas a estos centros quien también se les cancelo su acreditación porque Isent Aprueba migró sus centros a la firma Innovar IPS para eludir las muchísimos acreencias que por sus malos manejos lo llevó a la quiebra llevándose de contera a los 40 franquiciados y siguió operando sin avisar de estos hechos a los organismos reguladores; expidiendo certificados ilegalmente con el agravante de que la señora Sandra Ortiz hace parte de la junta directiva de ONAC a la que le ocultó estos hechos espurios.

Por su parte Sandra Ortiz, se ha dedicado a decir que su empresa fue cerrada por maniobras irregulares de los competidores en el mercado al punto de afirmar que dichas empresas han llegado a pagar millonarios sobornos a militares y otros entes de control para acabarla.

Lo que no dice la señora es que su padre y socio Eduardo Ortiz Orjuela quebró la no despreciable suma de 7 compañías ¿Con semejante precedente con qué derecho se atreve a acusar a otros de maniobras ilegales para quebrarlos cuando quedo claro que todo lo que toca la familia Ortiz se va a pique? Ya veremos si los perjudicados con estas declaraciones toman acciones en su contra y exigen una seria rectificación.