Políticos

El periodista Daniel Coronell acusa al abogado de Uribe, Diego Cadena de conspirar en su contra

La columna titulada ‘La fiesta sorpresa’ que fue publicada en Revista Semana por Daniel Coronell, ha revelado una serie de audios de carácter bastante comprometedor contra el abogado Diego Cadena, quien en conversación junto a su hermano Álvaro, comenta la situación que atraviesa por las publicaciones realizadas por el propio Coronell, dando a entender que estaría próximo de realizar algún tipo de acción en contra del periodista.

Cadena, quien se refiere a su hermano Álvaro como ‘Miami (ciudad donde reside), le comenta la insistencia del periodista, a lo que este propone “hacerle fiesta a ese hijueputa”, dando a entender una especie de atentado o acto para detener o amedrentar a Coronell, a lo que el abogado afirma ya haberse comunicado con alguien para eso.

Alvaro Cadena: ¿Sabe que les va a tocar hacer a ustedes?

Diego Cadena: ¿Qué?

Alvaro Cadena: Hacerle fiesta a ese hijueputa… pero esperarse unos “diítas”.

Diego Cadena: No, ya le escribí a Vinagre.

Álvaro Cadena: Por ahí decirle. O pegarte el viaje y decirle: “Venga, esto ya se me volvió un dolor de cabeza muy serio. Ahora sí necesitamos esclarecer la verdad”, y listo… entonces hacerle la inversa.

Coronell aclara desde el inicio de su columna que los audios que decidió compartir hacen parte de una serie de evidencias que reposan en la Corte Suprema de Justicia y de la Fiscalía, haciendo hincapié en que la interceptación al abogado Cadena fue legalmente ordenada y realizada por los organismos mencionados, por lo cual no puede considerarse como evidencia descartable.

La interceptación capta la charla que mantuvieron los hermanos Cadena respecto a la columna de Coronell titulada ‘Cortinas y realidades’, publicada en julio de 2018, en la cual fueron publicadas tres fotografìas de Diego Cadena junto a su cliente, el expresidente Álvaro Uribe Vélez, que fueron compartidas en su momento por el abogado desde su cuenta de Instagram.

El audio deja ver la enorme molestia del abogado por la publicación, en la cual se da a entender cómo este tendría una relación laboral con el expresidente cercana a los 10 años, desmintiendo las versiones dadas por ambos, en donde aseguraban haberse conocido recientemente en sitios que nunca concordaron entre declaraciones.

El periodista concluye su columna recalcando que no sabe las intenciones de los hermanos de realizarle aquella ‘fiesta’, dejando su columna y los audios publicados como constancia de lo que le pueda llegar a pasar en el futuro.