jueves, julio 18, 2024
ColombiaOpinión

El bachiller honoris causa

El problema de nuestra democracia, sin duda, pasa porque concejales, diputados, alcaldes, gobernadores, Representantes a la Cámara, Senadores y el mismo Presidente de los colombianos, no requieren de mayores requisitos para ocupar sus altos cargos.

Con lo anterior quiero decir que no se necesita ser bachiller o profesional para ocupar una alta dignidad, basta cumplir con una edad y ser colombiano de nacimiento, como ciudadano en ejercicio. Esto nos lleva a figuras de la vida pública como el senador Ernesto Macías, de quien se ha cuestionado su título de bachiller y por lo mismo que sea profesional en comunicación social como él mismo lo afirma.

Sobre este Senador que terminó siendo presidente del Congreso de la República por intrigas que llegaban desde la presidencia de Colombia, habrá que decir, que tiene el mismo estilo, atrabiliario, grosero, indecoroso y bajo, cuando de atacar a sus contradictores se trata, como lo haría la extrema izquierda que él mismo critica.

Se ha convertido en el escudero de la sinrazón del Presidente Duque, de hecho se ha dicho que hay investigaciones que apuntan a que tendría directos intereses burocráticos en la Electrificadora del Huila.

Macías que demuestra poca preparación intelectual y una pobre formación política que le da para ser concejal de un pequeño municipio, no solo dedica cuanto esfuerzo puede para defender la obra inconclusa de Duque, sino que resolvió atacar a sus enemigos políticos, como al exministro Fernando Londoño Hoyos, quien en su programa de radio lo promovió como senador.
Esto de la aspiración de Macías a la presidencia, no deja de ser un mal chiste en un país que tiene una opereta en la escena pública y política.

Macías pasará a la historia como el de la “jugadita” en el Congreso, como el pirómano del Centro Democrático, como el peor ejemplo para las generaciones que creen que se puede hacer alta política.

Nota: El “profesional” Edward Rodríguez, Representante a la Cámara, es otro personaje del duquismo (si es que eso existe) que hace permanente gala de su ignorancia, aunque se llene la boca diciendo que es profesional en derecho. Vaya verguenza para la facultad que graduó a ese joven y descriteriado.

El partido Centro Democrático, deberá renovar la política, con gente de peso, y no con histriones como Macías y Rodríguez, que ponen al partido del Expresidente Uribe, al nivel de la Colombia Humana de Petro.