viernes, febrero 2, 2024
NoticiasPolíticos

Desde dictador hasta amigo de los narcos: las peleas entre fiscal Barbosa y Petro

El fiscal general Francisco Barbosa no dejó pasar ni una oportunidad para exponer sus críticas a la forma de gobernar del presidente Gustavo Petro. Las peleas que subieron de tono cada tanto estuvieron marcadas por temas centrales como el manejo de la política de drogas, la ley de sometimiento y la autonomía judicial.

En más de una ocasión, fiscal y presidente se enfrentaron dejando ver sus diferencias. A tal punto llegaron las peleas y las críticas, que incluso las altas cortes tuvieron que interferir para poner límites. Mientras que por otro lado, Barbosa encendía la llama y al mismo tiempo le pedía calma al mandatario.

Lo cierto es que Barbosa, a dos semanas de su salida de la Fiscalía, se dejó ver como una fuerte oposición a los pedidos de Petro, tanto que hasta lo señalaron de estar en campaña política.

Una de las peleas tempranas entre el jefe del ente acusador y el Presidente fue por el proyecto de ley de sometimiento que se cocinaba en el Gobierno Petro. Desde un primer momento, el fiscal alertó porque dicha iniciativa beneficiaría de alguna manera a los narcotraficantes.

Y fue en marzo del año pasado cuando el fiscal Barbosa lanzó la frase que hasta hoy retumba en los medios porque la repite cada que puede. En recientes declaraciones, Barbosa incluso se atrevió a comparar al presidente Petro con Pablo Escobar, algo que causó revuelo.

Para ese momento, el fiscal cuestionó las condiciones que contempla ese documento para los ilegales, pues afirma que el articulado dejaría en la calle a personas señaladas por crímenes de lesa humanidad. En palabras del jurista: dentro de la paz total haría beneficios para los ilegales.

El proyecto se había llevado al Congreso justo días después de que Petro ordenara levantar el cese al fuego con el Clan del Golfo. “Son decisiones que atentaron contra la institucionalidad colombiana y el orden público por parte del presidente de la República. Hizo una suspensión de operaciones militares y policivas sin verificación y sin limitación geográfica en diferentes lugares del territorio nacional”, señaló el fiscal.

Ese mismo día, el jefe del ente investigador señaló que no era momento de ser “amigos del narcotráfico” y que tampoco había que meterlos en un paquete que diga “paz total”.

Las discusiones entre el fiscal y el presidente se han mantenido aunque los temas cambian. Si bien la paz total ha sido uno de los ejes centrales de sus peleas, el poder ha sido otro de los motivos para avivar los choques.

En plena ola de violencia, el mandatario le pidió al fiscal que agilizara las investigaciones en su despacho y la respuesta de Barbosa no demoró en llegar. Para ese momento, el fiscal le dijo, en resumidas cuentas, que no se metiera en su trabajo.

En ese momento, entre ambos se desató una pelea sobre la separación de poderes y el presidente lanzó una frase icónica. “Yo soy el jefe de Estado, por tanto, el jefe de él”, dijo Petro.

En respuesta, el fiscal le dijo al mandatario que a él lo eligió la Corte Suprema de Justicia, por tanto, Petro no es su jefe. Además, su declaración “atenta contra la autonomía e independencia de la Fiscalía y de la rama”.

El revuelo fue tanto que incluso las altas cortes se tuvieron que meter en la discusión para recordarle a Petro que debía respetar la autonomía y la independencia de poderes.

Esa pelea de poderes no terminó ahí. El fiscal Barbosa continuó lanzando comentarios sobre la salida en falso del mandatario y lo tildó de dictador. “Es un paso alarmante (…) Lo que acaba de hacer Gustavo Petro, es decir, que no es el presidente de la República sino un dictador en Colombia”, dijo Barbosa en entrevista con Caracol Radio.

Posteriormente, Barbosa sacó pecho por su trabajo en la Fiscalía y le recordó a Petro que no era su jefe. “A mí que no me venga con la historia, el presidente Gustavo Petro, en una política no de jefe de Estado sino de tuitero de oposición de su propio Gobierno y de la institucionalidad colombiana, a decirle a la Fiscalía que tiene que empujar las investigaciones. Él no es el fiscal general de la Nación y nadie lo eligió para ser fiscal. El fiscal soy yo”, afirmó.

Así mismo, el fiscal aprovechó para hacer una denuncia contra un trino de Petro en el que señaló al fiscal Daniel Hernández como un beneficiador del Clan del Golfo.

Frente a eso, Barbosa dijo que “quiero recordarle al Presidente porque creo que se le olvidó, ese funcionario Daniel Hernández fue víctima de la Masacre de La Rochela porque su padre fue asesinado por los paramilitares. Decirle a una víctima, que fue reconocida además en una sentencia de la Corte Interamericana como una víctima por el asesinato de su padre por parte de los paramilitares, que es un defensor de los paramilitares es una acusación gravísima”.

Y eso no fue todo, el fiscal responsabilizó a Petro por lo que le pueda pasar a su funcionario.

Lo cierto es que el mandatario no ha sido muy afín a la dirección de Barbosa en la Fiscalía y tampoco se ha guardado sus reparos al respecto. Tanto así que Petro se adelantó a enviar una terna a la Corte Suprema para que le encuentren pronto el reemplazo al actual fiscal general que tiene fecha de salida para el próximo 12 de febrero.

En ese contexto, el jefe de Estado lanzó un mensaje enfatizando su deseo de que la Fiscalía no sea utilizada “ni por el crimen y la corrupción”.

El mensaje lo lanzó en respuesta a una publicación en X (antes Twitter) que describió el periodo de Francisco Barbosa como “el que puede ser el periodo más oscuro y peligroso de la Fiscalía General de la Nación”, y consideró que “esta experiencia que está por cerrarse es la más abusiva, temeraria, criminal y políticamente peligrosa que se haya vivido”.

“Espero, y ese es uno de los mensajes centrales de la terna que he enviado a la Corte Suprema de Justicia, que la Fiscalía no sea utilizada más ni por el crimen y la corrupción, ni por el uso político de la justicia que la convierte en injusticia y venganza”, expresó Petro en su cuenta de X.

Y es que parece que Barbosa va a cerrar su periodo como fiscal general en medio de más peleas con el mandatario. En una de sus más recientes declaraciones, Barbosa señaló que hay un plan para desprestigiar a la vicefiscal Martha Mancera, quien sería la fiscal encargada en caso de que no se elija pronto el reemplazo del fiscal general.

“Fue una de las últimas conversaciones que sostuve con el presidente el año pasado. Él manifestó una preocupación mayúscula con la doctora Mancera y me imagino que fue producto de lo que él estaba viviendo y vive judicialmente”, señaló Barbosa en Blu Radio.

No es la primera vez que el tema de la vicefiscal Mancera sale a flote. Justo cuando estalló el escándalo que se conoció como “Petrogate”, en el que Nicolás Petro, hijo mayor del Presidente, quedó totalmente involucrado, Barbosa ya había señalado jugadas contra Mancera por adelantar ese caso.

“Lo que quiero decir es que el presidente Gustavo Petro tiene entre los ojos a Martha Mancera y la considera responsable de todos los temas judiciales que ha venido sufriendo”, dijo Barbosa.