Políticos

Consejos comunitarios en la era de Iván Duque

“Construyendo país” es la versión de Iván Duque de los “Consejos comunitarios” que expresidente Álvaro Uribe inició cuando era gobernador de Antioquia, estos consejos lo continuaron cuando era presidente todos los sábados escuchando a las comunidades, e intentando llevar soluciones a los problemas inmediatos que eran llevados a estas reuniones.

Duque creó su propia versión con los Talleres “Construyendo país” y en su primera semana como presidente ha recorrido varias zonas del país para escuchar a los ciudadanos alrededor de sus problemáticas, y llevando a sus ministros de acuerdo a las necesidades de cada reunión.

Algunos de estos ministros como Guillermo Botero de Defensa, tardaron varios días en llegar finalmente a su escritorio en Bogotá pues iniciaron su periodo en cada una de esas comunidades visitadas.

En cada “Construyendo país” al igual que en los consejos comunitarios del presidente Uribe, los ministros asistentes se llevan una lista de tareas encomendadas por la charla con los habitantes de la zona, donde está presente el gobernador o alcalde, y además se revisan los temas de prioridad de ese lugar.

Lo interesante es que por ahora el ejercicio consiste en escuchar, pues el periodo del presidente Duque hasta ahora inicia y todavía no existe un formato que además de solucionar las urgencias de cada comunidad visitada, de una rendición de cuentas de lo logrado. Pero si trae varias ventajas:

  1. Lleva al presidente y a los ministros a lugares donde la población nunca habría pensado que llegaran o que los vieran personalmente: Un punto fundamental para la favorabilidad de un presidente, como el caso del presidente Santos, a quien se le acusó de estar lejano a la ciudadanía, mientras la simple presencia presidencial en un municipio puede cambiar esa percepción.
  2. Permite a los ciudadanos decir directamente lo que quieren: Los ciudadanos al menos sienten que los escuchan y creen que eso vale la pena en un país donde el Estado ha sido acusado por años de abandonar las regiones.

Pero ese proceso puede tener desventajas: El tipo de convocatoria en la medida que sea controlado, hace que los asistentes no representen realmente a esos habitantes, también los compromisos deben ser tomados con pinzas, porque de no cumplirlos el gobierno de turno puede ser acusado de faltar a su palabra, y alborotar más las aguas de lo que intentaban calmarlas.

Por supuesto, el ejercicio es una prueba de talante público del presidente Duque, porque la forma como dirige el taller, direcciona a sus ministros y escucha a los ciudadanos, está sujeta al juicio de los todos, y su liderazgo o falta del mismo, será evidente en la medida que avanza su gobierno y va con su gabinete a cada lugar del país.

Por ejemplo, en Girardot donde se realizó el primero, los compromisos fueron desde construcción de vías, hasta seguridad, y el gobierno tendrá que tomar con detalle esos compromisos.

Así comienza la nueva versión de los “Consejos Comunales” en la era Duque.

Fuente