Políticos

Comprometedora carta revelaría conflicto de intereses entre procurador y Luis Carlos Sarmiento

En la más reciente columna publicada por Vicky Dávila, la periodista demuestra cómo el actual Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, habría trabajado para el magnate colombiano Luis Carlos Sarmiento Angulo, a menos de un mes de haber sido elegido por el Senado de la república.

Para Dávila, luego de tener acceso a esa información, son muchas las dudas que genera Carrillo sobre su objetividad y transparencia dentro de las investigaciones que involucren a su anterior jefe, entre ellas, una de sus empresas que hace parte de la investigación relacionada por el contrato de la Ruta del Sol II.

Según la información revelada por la periodista, el actual Procurador General fue elegido el 27 de octubre de 2016, mientras que su carta de renuncia fue presentada el 9 de diciembre de ese año. Carrillo, quien habría trabajado durante un año para el empresario colombiano, presentó una carta de renuncia en la cual, para Dávila, queda evidenciada la cercanía entre ambos.

“Muy apreciado doctor Luis Carlos: Permítame en primer lugar agradecerle el haberme dado la oportunidad de estar a su lado durante estos últimos meses contribuyendo a la consolidación de proyectos de su organización, claves para el desarrollo de nuestro país”, dicta el inicio de la carta en mención.

La columna hecha por la periodista, también revela los cuantiosos honorarios del actual procurador por sus servicios prestados durante un año, los cuales se hicieron a través de la empresa Adminegocios, de propiedad de la Organización Sarmiento Angulo, a partir del 1 de diciembre de 2015 hasta el 15 de diciembre de 2016. Carrillo ganaba mensualmente un total de 89 millones de pesos, lo que traduce en un aproximado de 1.112 millones de pesos durante el año en que trabajó para el dueño del Grupo Aval.

La periodista también hizo énfasis en la última parte de la carta, en la cual se puede ver como Carrillo mediante una larga cadena de halagos agradece la oportunidad a su jefe, Luis Carlos Sarmiento, por la oportunidad brindada de trabajar con su organización, además de considerarlo como un persona ejemplar.

“… le ruego aceptar mi renuncia a partir del 15 de diciembre de 2016 a las responsabilidades que usted tuvo a bien encomendarme, en la certeza de poder seguir aportando al futuro de este país como usted lo ha hecho con clarividencia y efectividad durante las últimas décadas. Con gratitud, afecto y admiración, Fernando Carrillo.”, culmina la carta.

Finalmente, Vicky hace mención de los grandes logros conseguidos por el procurador Carrillo, el cual no ha tenido muchas quejas gracias a su buena gestión dentro del ente de control, sin embargo, para la periodista su forma de actuar no debe bastar y al igual que el exfiscal Néstor Humberto Martínez, el también debería declararse impedido.