Colombia

¿Cómo así? – Consejo de Estado autorizó estudios pilotos de Fracking en Colombia

Pese a la decisión tomada por el alto Tribunal el pasado 10 de septiembre de mantener las medidas cautelares sobre los proyectos de explotación de yacimiento de petróleo de manera no convencional conocido como ‘fracking’, el Consejo de Estado ha aclarado que las medidas tomadas no incluyen la realización de estudios pilotos en materia de investigación.

Este anuncio, aunque no permite la fracturación hidráulica para la extracción de las reservas del hidrocarburo, deja con vida a las investigaciones propuestas por el comité de expertos contratados por el Gobierno Nacional, que tendrán vía libre para desarrollar sus estudios y pruebas en territorio Nacional.

Dentro del comunicado, el alto Tribunal explica cómo la decisión que se tomó en días pasados por la Sección Tercera sobre las medidas cautelares en contra del fracking y que parecía detener la criticada práctica extractiva ha sido mal interpretada, por lo que explica que su decisión hace énfasis en la forma de ejecución de los yacimientos no convencionales, pero que en ningún momento se limitó el estudio del mismo.

“La Sala advirtió que el alcance de esta decisión no impide la realización de proyectos piloto integrales de investigación (PPII), contenidos en el ‘Informe sobre efectos ambientales (bióticos, físicos y sociales) y económicos de la exploración de hidrocarburos en áreas de posibles despliegue de técnicas de fracturamiento hidráulico de roca generadora mediante perforación horizontal’, elaborado por el Comité de Expertos convocado por el Gobierno Nacional”, advierte uno de los apartes del comunicado del Consejo de Estado.

Entre las recomendaciones dadas por los científicos que confirman el comité mencionado por el Consejo de Estado, se pide una rigurosidad completa en todos los experimentos que sean desarrollados en el futuro, trabajados en condiciones de diseño, vigilancia y monitoreo constante, permitiendo la suspensión de los mismos en cualquier instante por cualquier autoridad que lo solicite, sin algún tipo de complicación o efectos a futuro.

Es oportuno hacer la aclaración que los estudios están enfocados en el desarrollo científico y no en materia de producción, orientados principalmente a determinar las zonas de mayor potencial, así como las zonas que podrían resultar más afectadas en caso de practicarse el fracking; esto se haría con la intención de tener un control previo y una base de datos sólida en caso que se llegue a desarrollar dicha técnica en el futuro, según las declaraciones entregadas por el Consejo de Estado.