jueves, noviembre 30, 2023
Colombia

Cierre de Vía al Llano, colapsa la economía de la zona

Mientras el Gobierno Nacional anuncia inversión y trabajo para poder reabrir este importante corredor vial, las pérdidas que registran los diferentes sectores, van en aumento.

El sector agropecuario, según Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), son cuatro las ramas más afectadas. “Frutas, arroz, avicultura y porcicultura son las que más preocupan”, indicó.

Algunas cifras de la SAC así lo señalan. “En avicultura, 1.200 toneladas de pollo se mueven semanalmente desde Villavicencio hacia Bogotá”. 

A su vez, de la capital del país salen 1.300 toneladas de alimento concentrado para alimentar a 5 millones de aves en esa localidad. También desde Bogotá se trasladan por semana 700.000 polluelos de un día, para engorde y posterior comercialización.

El sector transportador, que desde hace más de un mes venía alegando por las pérdidas, tras el cierre de la vía cuantificó el efecto que han tenido hasta ahora.

El gremio Colfecar, que agrupa empresas de transporte de carga, indicó que 31 días les han significado un saldo en rojo de 29.500 millones de pesos, entre facturación, sobrecostos y quietud de más de 500 vehículos.

Las cifras podrían incrementarse, toda vez que por las carreteras alternas solo podrán movilizarse los camiones pequeños de dos ejes, lo que reduce el transporte de carga en un 65 por ciento, indicó Colfecar.

Asecarga, otro de los gremios del sector, estima las pérdidas diarias en 3.614 millones de pesos, entre lucro cesante, fletes, peajes, combustible y actividades conexas, como los restaurantes, por ejemplo.

En el transporte público de pasajeros también se pronostica un alto impacto. Según el alcalde de Villavicencio, de 325 vehículos que se movilizan normalmente, solo 25 deciden enrrutarse ahora, por los sobrecostos que implica tomar las dos vías alternas.

José Yesid Rodríguez, presidente de Aditt, gremio de transporte intermunicipal, dice que no hay más opción que un alza en precios de pasajes, que pueden duplicarse y hasta triplicarse, frente a los 25.000 pesos que costaban antes del cierre. 

 

Fuente: Portafolio