jueves, julio 18, 2024
NoticiasPolíticos

Carlos Ramón González niega haber realizado interceptaciones a opositores: asegura que este Gobierno jamás se involucraría en tal actividad.

Carlos Ramón González, director de DNI (Dirección Nacional de Inteligencia), se presentó este 18 de junio ante el Congreso para hablar sobre las estrategias de seguridad de inteligencia en el país.

Primero hubo una gran discusión porque la senadora Gloria Flórez del Pacto Histórico advirtió que el debate al director nacional de Inteligencia debía ser reservado por el carácter de la información que será revelada. Luego, el senador citante, David Luna, planteó un cuestionario de 20 preguntas a Carlos Ramón González, asegurando que era necesario conocer las respuestas sobre si la Dirección Nacional de Inteligencia accedió a expedientes reservados y si se los entregó el Gobierno nacional.

Además, conocer si esta dirección se encuentra adelantando actividades de control y verificación de mensajes de WhatsApp a través de una agencia en Brasil; si ha tenido equipos especializados que se usan para la intervención de las comunicaciones, sin la respectiva autorización de la Fiscalía; y si hay interceptaciones a periodistas y opositores.

A lo anterior, Carlos Ramón González respondió un rotundo “no” y dijo que el actual Gobierno no tiene una política de interceptaciones a miembros de la oposición. Señaló al Gobierno Duque de haber declarado como “objetivos de inteligencia” a varias embajadas, como la de Rusia, Venezuela y Cuba.

“Este Gobierno jamás haría una cosa de esas”, dijo González, quien solicitó que el debate sea público.

Asimismo, pidió al Congreso que conforme una comisión permanente para hacer seguimiento a las actividades de inteligencia; además, una veeduría judicial de las altas cortes, “para que le hagan seguimiento y control a las actividades de inteligencia”.

Caso UNGRD

Carlos Ramón González negó vínculos con la supuesta matriz de colaboración de Olmedo López, en el marco de la investigación por el escándalo de la UNGRD: “No tengo nada que ver con lo que dicen estas personas”.