Congreso

Aprueban en el Congreso polémico seguro de vida que beneficia a los senadores en caso de muerte

Una nueva controversia ha nacido a raíz de la reciente decisión tomada en el Congreso de la República, la aprobación de un seguro de vida para cada parlamentario, lo cual cubriría cualquier tipo de muerte al que puedan estar expuestos. El seguro quedó establecido en un contrato otorgado mediante licitación pública y que superaría los 1.200 millones de pesos.

La póliza, que fue firmada con las aseguradoras Positiva Compañía de Seguros y Previsora S.A., se encargará de amparar a los senadores de la república por un periodo de tiempo acordado de 516 días, que empiezan a contar desde el 27 de Julio del presente año.

Más allá del elevado monto que se concretó entre el Senado y las aseguradoras, llama la atención el objeto del seguro, que estaría destinado a cubrir a cada senador “contra el riesgo de muerte por cualquier causa, incluyendo el suicidio, homicidio, guerra y terrorismo, a los miembros del grupo asegurado”, según dicta el contrato que cobijará a los 108 senadores de la república.

El objetivo principal del seguro de vida sería el amparar a las familias de los senadores en caso de presentarse la muerte en alguno de los escenarios mencionados. Al presentarse suicidio u homicidio, cada familia tendrá derecho a recibir un monto básico de 18 salarios mínimos, que a la fecha equivaldría a 14 millones 900 mil pesos.

Fuera del dinero recibido en estos casos, la aseguradora también entregaría un “auxilio funerario” por un valor aproximado de 19 millones de pesos, además de cobijar económicamente algún tipo de accidente o enfermedad que comprometa gravemente la salud del congresista.

Es pertinente mencionar que el valor del contrato habría comprometido recursos públicos que superarían el presupuesto previsto para el año fiscal, por lo que el Senado de la República habría llegado a un acuerdo con las aseguradoras, comprometiendo vigencias futuras para poder pagar el monto acordado con estas.