Gobierno

A pesar de que el cartel de Sinaloa se atribuyó la muerte de candidata del Cauca, Mindefensa afirma que fueron disidencias de las Farc

La masacre del pasado lunes donde fue asesinada Karina García, candidata a la alcaldía de Suárez, en el departamento del Cauca, toma un nuevo rumbo ante las últimas declaraciones del Ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien ha desmentido la hipótesis que daba como autores del espeluznante hecho al Cártel de Sinaloa.

El rumor sobre la responsabilidad del organización mexicana se dió luego de publicarse un informe a través de Caracol Radio, donde por medio de un panfleto el colectivo criminal se atribuía como autores de la masacre en donde fue incinerada la camioneta en la cual se movilizaba la candidata junto con sus acompañantes mientras se dirigían al corregimiento de Betulia.

“Con nosotros no se juega, si quieren guerra es lo que van a tener. Reiteramos que el que no quiera trabajar con nosotros lo vamos a volver cenizas”, advertía el supuesto comunicado del organismo criminal.

Pero luego de una exhaustiva investigación por parte de inteligencia militar, se logró determinar que dicho panfleto no tendría relación con el cártel mexicano, sino que habría sido publicado por parte de las disidencias de las Farc que operan en la zona. Así lo anunció el ministro Botero a Caracol Radio en horas de la mañana, quien afirmó que “el panfleto del ‘Cártel de Sinaloa’ es falso”.

Por otra parte, una investigación realizada por Blu Radio arroja varias conclusiones sobre las posibles razones que habría tenido el grupo disidente de perpetrar el atentado; la principal sería en que los exmiembros de las extintas Farc estarían realizando varias amenazas a nombre del Cártel de Sinaloa con la intención de amedrentar a la población civil y generar confusión entre las autoridades regionales, de cara a las próximas elecciones del mes de octubre.

Pese a los rumores que han envuelto la trágica muerte de la candidata García, su familia siempre manejó la hipótesis de que el autor intelectual del crimen fue alias ‘Mayimbú’, versión que estaría más cercana a las manejada por distintos entes investigadores que insisten en que los autores del crimen serían miembros del bloque ‘Jaime Martínez’ de las disidencias que opera en el departamento.

Ante esa hipótesis, el Gobierno Nacional responsabilizó a alias ‘Mayimbú’ y a alias ‘Marlon’, cabecillas de la organización, ofreciendo hasta 1.000 millones de pesos por quien de información sobre el paradero de los dos criminales.