Noticias

¿Explotar “la periferia” del Páramo Santurbán?

Minesa, sociedad Minera de Santander S.A.S, ha luchado arduamente por conseguir la licencia ambiental para el Proyecto Soto Norte “Explotación subterránea de minerales auroargentíferos Soto Norte” (localizado en jurisdicción de los municipios California y Suratá).

La sociedad se ha enfrentado con grandes dificultades, tales como la oposición por parte de las comunidades, lideres sociales, miembros del comité para la defensa del páramo de Santurbán e igualmente de algunos gobernantes, pronunciamientos de la Corte Constitucional, acciones populares, solicitudes de audiencias públicas ante la ANLA “Agencia Nacional de Licencias Ambientales”, entre otros. Por su parte, Minesa ha modificado y sigue adecuando el proyecto.

Panorama cronológico

Lo ocurrido ante este importante páramo, podría resumirse así:

  • Minesa asumió el proyecto el 28 de agosto de 2017
  • El 31 de agosto del 2017 la ANLA inició el trámite administrativo del proyecto Soto Norte.
  • El 11 de octubre del 2017 el Alcalde del Municipio de Vetas – Santander solicitó la celebración de audiencia pública de la evaluación de la licencia ambiental.
  • El estudio anterior fue retirado el 13 de marzo del 2018.
  • El 17 enero del 2019 Minesa vuelve a presentar el estudio en el que se redujeron 14 hectáreas del proyecto original
  • El 20 de febrero del 2019 la ANLA notificó a Minesa de la necesidad en la modificación de la cartografía en 23 de los 112 campos del proyecto. La documentación fue ajustada por parte de Minesa y posteriormente radicada.
  • El 25 de febrero del 2019 la ANLA realiza una comunicación oficial en la que afirma que la licencia no ha sido negada, y que el proceso de evaluación de hecho aún no empieza formalmente.

El problema de la delimitación del páramo de Santurbán

Uno de los pecados por parte de la Anla es que procedió a tramitar la solicitud de la licencia, sin la delimitación del páramo. Cabe resaltar que con anterioridad se había “establecido”, pero ésta resultó estar viciada al no contar con el visto bueno de las comunidades, la corte constitucional dejó sin efectos la resolución 2090 de 2014 en la sentencia que se mencionará acontinuación.

Es así que el estado actual es el coetáneamente el punto inicial. Con la sentencia T 361 de 2017, se exhortó a el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible a que elabore el proyecto de acto administrativo que delimita el Páramo Jurisdicciones Santurbán-Berlín, y con base en este se establecIó un plazo razonable, de un año contado desde la notificación de la sentencia para que el Ministerio presente el plan, pero a pesar de que esta entidad a avanzado en ello, objetivamente ha incumplido el plazo.

 

El interés general siempre debe prevalecer. No obstante, el “dilema” es ponderar el corto y el largo plazo: ¿crecimiento económico o preservación de los recursos naturales?

 

La pugna entre minería ilegal a gran escala o pequeña minería ilegal

El término “minería sostenible” es una mentira útil utilizada desde antaño, el impacto ambiental a largo plazo es el mismo. Y la no minería lamentablemente jamás ha sido la primera opción.

Es así que habrá que esperar la delimitación elaborada por el Ministerio del medio ambiente y el consecuente rediseño por parte de Minesa, si es que sigue interesada en el proyecto cuyo objeto ha variado drásticamente en su localización.

Fuente